Que es un Califa, Sultán, Emir y un Jeque

Según latradición islámica, Mahoma habría dicho:

“después de mí, los califas; después de los califas, los emires; después de los emires, los reyes; y después de los reyes, los tiranos”.

1421816125673-ndice

CALIFA

Cargo de sucesor y delegado del profeta Mahoma en la dirección de la comunidad musulmana sin la condición de profeta de este. Algunas veces es traducido como «sucesor». Su cometido era ejercer la autoridad en la comunidad de creyentes de acuerdo al modelo y los precedentes creados por Mahoma. Tradicionalmente en Occidente  se ha considerado que un califa tiene el mismo rango que un  emperador.

El título conlleva una doble función de liderazgo político y espiritual, lo que lo asemeja a otras instituciones, como la de papa   en la Iglesia católica o la de dalái lama en el budismo tibetano.

emir_002

EMIR

Es un título nobiliario empleado históricamente en los estados islámicos.

Era un gobernador que dependía directamente del califa de Damasco y que contaba con plenos poderes políticos, económicos y administrativos. También ejercía un poder político y militar

La palabra emir proviene del árabe amir , el que ordena, palabra a su vez derivada de la raíz ʾĀMR, mandar. Eran los gobernadores de cada una de las provincias.

El título de emir ha variado de significado a lo largo de la historia. Si bien al principio de la hégira  designaba al jefe del mundo islamico, tras crearse los títulos de sultan y rey  el título de emir quedó desplazado para designar a dignidades menores u oficiales.

Con este sentido militar fue utilizado en Siria o Egipto en la época de los ayubíes y de los mamelucos. Los emires mandaban grupos de 100 hombres y los emires de la guardia de la realeza.

Este título es también utilizado para designar a todos los descendientes de Mahoma y actualmente designa a los príncipes de las casas reales.

1421816922701-Copy_of_Saladino

SULTÁN

Es un título utilizado en algunos países islámicos equivalente al de rey o monarca  (aunque no se traduce, ya que un rey propiamente dicho es en árabe un malik). Literalmente vendría a significar «el que ejerce el poder», y en su origen fue un modo de referirse a los jefes militares, generalmente turcos, que ejercían el poder de facto en territorios nominalmente gobernados por el califa. Más adelante se convirtió en título real (del soberano)

En la actualidad el título lo llevan los monarcas de Omán y Brunéi, y de modo honorífico algunos gobernantes locales de Filipinas, Java o Malasia.

El gobierno de un sultán puede recibir el nombre de sultanato.

jeque

JEQUE

Es un título de origen árabe aplicado a líderes religiosos o políticos a nivel local, etimológicamente comparable al arquetipo de viejo sabio.

El uso de la forma castellana jeque, derivada del árabe shayj o sheyj, plantea ciertos problemas porque su sentido es más restringido que el del término árabe. En efecto, el Diccionario de la RAE dice que un jeque es, «entre los musulmanes y otros pueblos orientales, superior o régulo que gobierna y manda un territorio o provincia, ya sea como soberano, ya como feudatario.  Popularmente, suele asociarse la palabra jeque a la imagen de los jefes beduinos o los potentados de la península arabiga.

En términos generales, un shayj o sheyj (femenino shayja o sheyja) es una persona respetada a causa de su edad o sus conocimientos.

Por:  Rodolfo Leiva

Las diferencias entre sunitas y chiítas

1421891916457-sunni-vs-shia

 

Sunitas

Los sunitas se refiere a la gran mayoría de los musulmanes del mundo, distinguiéndolos como el Ahl al – sunna wal – Jamaa (“la gente de la Sunna y la comunidad”) de los chiítas. Sunitas son, según esta definición, los musulmanes que siguen estrictamente la sunna (práctica) del Profeta Muhammad y preservar la unidad e integridad de la comunidad. Cualquier persona que se encuentra dentro de la corriente de la tradición islámica y los actos de conformidad con las prácticas aceptadas en general de la comunidad es, por tanto, un sunita.

La mayoría de los musulmanes ven la sunna como complementarias al Corán en la medida en que explica ciertos puntos y elabora algunos de los principios del Corán por los detalles que ofrece necesarios para la práctica de la ley islámica.

Los sunitas no siguieron a un solo líder, sino que siguieron a los compañeros de Mahoma, a menudo llamados los “sahaba.” Los sunitas eligieron finalmente a Abu Bakr como su líder.

Chiítas

Los chiítas (un nombre derivado de la shiat árabe Ali, “el partido de Alí”)constituyen una de las dos ramas principales del Islam, la de mayor tamaño que la otra rama Sunitas. Tras la muerte de Mahoma, desacuerdo en cuanto a las calificaciones necesarias y la función exacta de sus sucesores como líderes (imanes) de la comunidad musulmana. Los chiítas son los que insistió en que sólo los miembros del clan del Profeta, en concreto, los descendientes de la hija de Fátima de Muhammad Ali y su marido, podría calificar.

El término es el árabe chií de ‘grupo’ o ‘facción’. Se aplica a aquellos que creen que, después de la muerte del Profeta, la Imamate (los dirigentes políticos y religiosos de la comunidad musulmana) debería haber ido a ‘Ali – el primo y yerno del profeta, – y su descendientes como un derecho divino.

¿Qué diferencia hay entre Sunitas y Chiítas?

El Islam, la religión de los musulmanes fundada por Mahoma en el siglo VII, tiene dos ramas principales:  los sunitas u ortodoxos -sunna, tradición-, seguidores de los primeros califas sucesores de Mahoma, y los chiítas, seguidores del yerno de Mahoma, Alí. Sus diferencias son doctrinales y políticas. Los sunitas representan el 90% del mundo musulmán, con 1.200 millones de fieles. Los chiítas, sin embargo, son sólo unos 100 millones.

Estos últimos, que derivaron en el fundamentalismo, en especial tras la revolución en Irán de Jomeini en 1979, tienen un ayatolá, líder espiritual con poderes ejecutivos en el Estado. Esta figura no existe entre los sunitas, para quienes la religión no ostenta el poder temporal en la sociedad civil.

Por  Rodolfo Leiva L.

¿ Que es El Estado Islámico?

ISIS

El Estado Islámico es un grupo suní yihadista (o sea, que libra una “guerra santa”) que persigue tener el control de los musulmanes alrededor del mundo.

El Estado Islámico de Irak fue responsable de la muerte de miles de civiles iraquíes, así como de miembros del gobierno iraquí y sus aliados internacionales. Debido al apoyo militar de Estados Unidos  al gobierno de   Nuri al- Maliki, el grupo sufrió varios reveses, incluida la muerte de Rashid al Baghdadi, pero la organización se renovó durante la Guerra Civil , pasando a ser conocida como Estado Islámico de Irak y el Levante ( EIIL, ISIL o ISIS) o bajo su acrónimo árabe DAESH.  El siguiente y actual líder,Bakr al-Baghdadi , cortó los lazos con Al Qaeda y declaró, en 2014 , la independencia de su grupo y su soberanía sobre Irak y Siria, autoproclamándose califa con el nombre de Ibrahim.

El «califato» reclama la autoridad religiosa sobre todos los musulmanes del mundo y tiene como objetivo declarado unir todas las regiones habitadas por musulmanes bajo su control, comenzando con Irak y la región del Levante mediterraneo, que cubre aproximadamente los actuales Estados de Siria,Jordania, Israel,Palestina, Libano, Chipre, y parte del sur de Turquía.  Otras milicias que controlan parte del territorio en la península egipcia del Sinaí, el este de Libia y Pakistan  han jurado lealtad a la organización, que se caracteriza por su severa interpretación del islam  y su violencia brutal contra los chitas , al ser sus miembros suníes.

¿Qué es ISIS?

El Estado Islámico es un grupo suní yihadista (o sea, que libra una “guerra santa”) que persigue tener el control de los musulmanes alrededor del mundo. A continuación, algunos datos:

1.      El grupo sigue la línea dura islámica contra Occidente; promueve la violencia religiosa y llama “infieles” a quienes no los siguen. Defiende el Islam como se concibió en su origen, rechazando las innovaciones religiosas y valiéndose, en gran parte, a la eterna fricción entre suníes y chiítas.

2.      ISIS funciona como un califato: Según la definición de la Real Academia Española, “califa” significa “título de los príncipes sarracenos que, como sucesores de Mahoma, ejercieron la suprema potestad religiosa y civil en algunos territorios musulmanes”. Ese es el supuesto objetivo de ISIS, pero como notó en junio la agencia AFP, según citado por el diario La Tercera, “el ISIS sólo trata de controlar a la población mediante el terror”.

3.      El grupo rebelde, que nació en Irak y Siria, reclamó como parte de su territorio la región de Levante, que incluye Israel, Palestina, Jordania, Chipre, el Líbano y parte de Turquía. De “Levante” vienen las siglas “ISIL” (Islamic State of Iraq and the Levant).

4.      ISIS tiene su capital en Siria –país gobernado por Bashar al Assad- y, a cambio de juramentos de lealtad provee empleos, luz, agua, servicios sociales y genera millonarias ganancias a través de la exportación de petróleo de territorios ocupados. Por otro lado, han usado métodos de intimidación como robo, extorsión y amenaza de hacer volar negocios si no les dan dinero. En el fondo, su influencia es poderosa y se considera que no será fácil eliminar al grupo. Por otro lado, cuentan con un arsenal impresionante, que incluye armas largas, equipos antitanque, granadas y hasta se rumora que tienen un misil Scud.

5.      Según el Wall Street Journal, de acuerdo con un conteo del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos citado por AFP el grupo rebelde tenía 50 mil militantes en Siria y 30 mil en Irak. La CIA, por su lado, ubica el número entre 20 mil y 31,500.

6.      Irónicamente, el movimiento que nació de Al Qaida fue expulsado en 2004 por el mismo por su “brutalidad”.

7.      El califato fue establecido el 29 de junio del 2014 y Amir al-Mu’minin Caliph Ibrahim fue nombrado el califa. A partir de allí el movimiento fue denominado “Estado Islámico”.

8.      La maquinaria de propaganda de ISIS es poderosa. Los esfuerzos de publicidad comenzaron en 2006 con el grupo al-Furqan Institute for Media Production, que distribuye cedés, devedés, contenido multimedia y panfletos, según reveló The Long War Journal en 2007. El año 2014 crearon el Al-Hayat Media Center, donde producen contenido de adoctrinamiento dirigido a Occidente y que se traduce en inglés, alemán y francés, entre otros idiomas, de acuerdo con The Washington Free Beacon. Recientemente, amenazó a la red social Twitter por desactivar sus cuentas y hasta hizo un llamado a asesinar a los empleados de la compañía.

9.      Los militantes del grupo no son solo suníes: civiles de varias naciones –como Francia, Inglaterra y Chechenia- también participan activamente en el movimiento, lo cual reaviva el miedo de terrorismo interno.

Guerra contra el Estado Islámico

La guerra contra el Estado Islámico se refiere al conflicto desatado el 5 de junio de 2014, cuando el Estado Islámico, junto con militantes suníes  leales a la antigua dictadura  baazista secular de Sadam Husein  y tribus antigubernamentales, lanzaron una ofensiva contra los ejércitos de Irak y Siria. Las fuerzas del Estado Islámico, empezaron atacando Samara  ese mismo día y se apoderaron de Mosul la noche del 9 de junio, y de Tikrit  el 11. A fines de ese mes, Irak había perdido el control de toda su frontera occidental con Jordania y Siria.  El 29 de junio, el Estado Islámico declaró un califato que incluía a Siria e Irak.Abu Bakr-Baghdadi, líder del grupo, fue declarado «Califa y líder de todos los musulmanes».

En agosto de ese año, una coalición internacional lanzó su propia ofensiva en la región denominada Determinación Inherente por su líder, Estados Unidos—, con el fin de sumarse al esfuerzo de los ejércitos sirio e iraquí para hacer frente a la insurgencia islámica.

A medida que las fuerzas de seguridad iraquíes se retiraban hacia el sur, las fuerzas del Gobierno regional del Kurdistán  llenaron el vacío y ocuparon parte de los territorios disputados entre Irak y Kurdistán , incluyendo el centro petrolero de Kirkut  Los observadores internacionales interpretaron la movilización kurda como la última señal de la «creciente anarquía» en Irak.

El primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki , pidió un estado de emergencia  nacional el 10 de junio, tras el ataque en Mosul. A pesar de la crisis de seguridad, el Consejo de Representantes de Irak no le permitió a Maliki declarar el estado de emergencia. Muchos parlamentarios suníes y kurdos boicotearon la sesión porque se oponían a un incremento de los poderes del primer ministro.

Siria decidió intervenir en la guerra con apoyo aéreo, y varios medios afirmaron que la Guardia Revolucionaria Iraní, al mando del general Qasem Soleimani, participa en el conflicto desde hace tiempo, cosa que el gobierno iraní había desmentido.

El 8 de agosto de 2014, a petición urgente de Irak y con el argumento de Barack Obama de que Estados Unidos no podía quedar indiferente al conflicto, el país norteamericano decidió intervenir en la guerra que Irak estaba llevando a cabo contra el Estado Islámico, con el pretexto de defender las minorías cristianas y yazidíes que estaban siendo masacradas por los yihadistas, además de resguardar a las instalaciones y militares estadounidenses situadas en dicho país. Por ello, Estados Unidos decidió bombardear posiciones de los terroristas, limitándose a realizar sólo ataques aéreos. Más tarde, Obama expresó su deseo de crear una coalición internacional con el objeto de acabar con los yihadistas, que está apoyada y conformada por treinta países y respaldada por las Naciones Unidas.

El 14 de diciembre de 2014, Nahla Al-Hababi, la representante de la provincia de Nínive  en el Parlamento iraquí, informó que Estados Unidos  había entregado intencionalmente armas al Estado Islámico. Por otra parte, son varios los analistas políticos que creen que Estados Unidos creó al Estado Islámico con el fin de acabar con el gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad.

A pesar de que la ofensiva de la coalición contra el Estado Islámico se basa en los ataques aéreos, sus tropas se han visto atacadas mientras estas se hallaban entrenando a las fuerzas iraquies en sus respectivas bases, y éstas sólo respondieron de forma defensiva, respetando el protocolo de guerra planeado, exceptuando el accionar en algunas misiones ofensivas exclusivas, como las de rescate de rehenes.

Detenidos Desaparecidos en Chile: El caso de los 119

La-Segunda

El caso de los 119

Dentro del drama de los detenidos desaparecidos, hay situaciones que por sus especiales características han producido un fuerte impacto en la opinión pública. Así ha ocurrido con las diversas maniobras que la Dictadura puso en acción para tratar de ocultar los secuestros, minimizar su importancia o desacreditar a los denunciantes.

La dictadura no se detuvo ante nada: mintió, se contradicción, e implico a otros gobiernos.

El 12 de junio de 1975, el vespertino “La Segunda” publicó con grandes titulares, en primera página, que: “Dos mil marxistas reciben instrucción en Argentina” y que “se organizan guerrillas en contra de Chile” En la misma edición, agregó en la pág. 28: “Fuerzas de Seguridad del Ejército argentino detectaron que dirigentes del MIR, a los cuales se da por desaparecidos en Chile y que las organizaciones internacionales al servicio del marxismo dan por asesinados, se entrenan en Argentina e incluso comandan compañías guerrilleras”, y señaló que más de dos mil chilenos se preparan para reingresar al país para hacer la guerrilla “contra las Fuerzas Armadas chilenas”, afirmando que algunos de ellos ya habían sido detenidos en la provincia de Talca, al Sur de Santiago. Este fue el comienzo de la campaña que configuró el “caso de los 119”.

¿Quiénes son los llamados 119? Se trato de una campaña de la Dictadura que uso todos los medios a su alcance para deshacerse de la incómoda situación de los presos “desapareci-dos”, campaña necesaria ya que para esos días se estimaba probable una visita a Chile, de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, cuyo ingreso al país fue, finalmente, denegado por la Dictadura. Los 119 son los secuestrados por la DINA cuyos nombres la dictadura incluyó en la nómina de chilenos que se encontrarían en el exterior, sosteniendo que muchos de los cuales habrían caído a manos de sus propios compañeros de organización o en enfrentamientos con fuerzas de seguridad extranjeras. El revuelo internacional creado en torno al caso hizo que el problema pasara a ser conocido mundialmente. Veamos cómo la Dictadura continuó esa campaña.

Los días 14 y 16 de junio, el diario “El Mercurio” anunció que 50 guerrilleros habían sido detenidos en Talca y que otros dos grupos habrían cruzado la frontera desde Argentina en un plan combinado del MIR chileno y el ERP argentino. El diario dice que “informaciones provenientes de Buenos Aires” dan cuenta de un enfrentamiento con Carabineros (policía chilena) en el que se habrían producido algunas bajas. El 16 de junio, el diario “Las Últimas Noticias” reitera la campaña, atribuyendo las informaciones a “fuentes extraoficiales chilenas” o “fuentes chilenas generalmente bien informadas”.

Días más tarde, es el diario “La Tercera” el que denuncia la existencia de un “siniestro plan rojo” y repite las expresiones acerca de extremistas que ingresaban a Chile por los pasos cordilleranos para llevar a cabo sabotajes y atentados contra personeros influyentes tanto civiles como uniformados. En igual sentido son las publicaciones de “La Segunda” del 25 de junio. La campaña de prensa no era en absoluto ajena a la Dictadura . No sólo era la dictadura la que había ordenado su montaje, sino que además, uno de sus principales voceros, el General Hernán Béjares, Secretario General de Gobierno, había declarado el 13 de junio que “numerosos extremistas, a los que agencias noticiosas del exterior interesadas o comprometidas con el marxismo dieron como eliminados o asesinados por los medios de seguridad del país, se encuentran realmente muy vivos y preparándose para actuar coercitivamente contra nuestro go-bierno”.

El 29 de junio, el diario “La Patria” editorializa sobre el caso, afirmando que los “extremistas” tenían en su poder un “bien estudiado plan de acción terrorista”. Agrega que se realizarían manifestaciones en lugares céntricos, a la salida de las Iglesias, etc. y que este rebrote de acciones para alterar el orden público tenía como objeto desatar la guerrilla urbana y rural en el país.

El 6 de julio, “La Tercera” publica una crónica de su corresponsal en Mendoza, Julián Gabriel, el que asegura haber descubierto militantes del MIR haciéndose pasar por agentes de la DINA y deteniendo a sus propios compañeros, que luego formarían parte de un llamado “Ejército de los Andes” El periodista añade que se trata de un plan del MIR para engañar a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El 11 de julio, en una pequeña localidad cercana a Buenos Aires, fueron hallados dos cadáveres, que portaban entre sus ropas documentos chilenos. Según las versiones de la dictadura, profusamente publicitadas en la prensa de Santiago, se trataría de los jóvenes Jaime Robotham y Luis Guendelman, de quienes se sabía habían sido detenidos por la DINA y por los que existían recursos de amparo pendientes y gestiones de Amnesty International. El diario “La Segunda” del 15 de julio, en su pág. 36, dice que “los dos miristas chilenos que fueron ejecutados por su propia organización en Argentina, fueron identificados en Chile”. El periódico concluye que “de esta forma se comprueba que gran parte de las denuncias sobre asesinatos y desaparicio-nes de izquierdistas en Chile, son inventadas y que estos individuos gozan de buena salud en el extranjero”.

El 18 de julio, la revista “Lea” de Argentina, publicó con caracteres de escándalo, una nota fechada en México que aseguraba que “alrededor de 60 extremistas chilenos habrían sido asesinados en los últimos meses en Argentina, Colombia, Venezuela, Panamá, México y Francia por sus propios compa-ñeros de lucha”, calificando la acción como “un vasto e implacable programa de venganza y depuración política” Pocos días después, otra publicación O’Día de Curitiba, en Brasil afirmaba que 59 “extremistas chilenos” fueron identifica-dos entre los guerrilleros que murieron en enfrentamientos con efectivos policiales en la provincia de Salta, Argentina. La prensa chilena, totalmente controlada por la dictadura, desple-gó una inusitada campaña publicitaria sobre la base de las informaciones de las publicaciones extranjeras aludidas, inclu-yendo una nómina de los supuestos extremistas caldos en el extranjero. Por cierto, eran los nombres de una parte de los secuestrados durante 1974 por la DINA.

“El Mercurio”, pretendiendo decir la última palabra, editorializó el 25 de julio refiriéndose expresamente a lo que llama “los 119” dice. “los políticos y periodistas extranjeros que tantas veces se preguntaron por la suerte de estos miembros del MIR y culparon al gobierno de la desaparición de muchos de ellos, tienen ahora la explicación que rehusaron aceptar”. Hasta aquí la farsa de la Dictadura. Veamos ahora cómo, a los pocos días, todo el siniestro plan se venía abajo y la propia prensa chilena se veía obligada a abjurar de sus categóricas afirmaciones.

Empecemos por decir que tanto “Lea” de Argentina, como “O’Día” de Brasil fueron publicaciones “ad hoc”, hechas sólo para el montaje de la farsa de la dictadura. No tenían existencia real. El supuesto semanario argentino editó sólo el N9 1, aquel en que daba la falsa noticia. Indicó como su director a José López Rega, jefe de la banda terrorista conocida como la “Triple A”, ex Ministro del gobierno bonaerense. Daba como dirección la de Brandsen No. 4845, pero ese domicilio.., no existe. La calle Brandsen termina antes del No. 3000. Por su parte, la Asociación de Prensa Brasileña declaró no conocer publicación alguna en Curitiba, ni en todo el Estado de Paraná, con el nombre de “O’Día”. Ni siquiera registra domicilio. Estos hechos ahorran analizar las contradicciones entre ambas publicaciones y otras consideraciones, como lo inverosímil que resulta que una revista desconocida y un modesto diario de provincia conocieran al detalle la nómina de supuestos guerrilleros, que no era del dominio de ninguna agencia de prensa ni en Argentina ni en Brasil, ni los gobiernos de esos países habían declarado nada al respecto.

En cuanto a los supuestos cadáveres del Guendelman y Robotham, la madre del primero y un hermano del segundo, se trasladaron a Buenos Aires y entregaron, tras detenido examen, precisas y concretas evidencias que prueban que esos cadáveres, mutilados y quemados, no corresponden a sus familiares. En el caso de Guendelman, su madre señaló a las autoridades argentinas que su hijo había sido operado cuando niño y le hablan sacado el hueso de la cadera izquierda y del sacro. El cadáver identificado como el de su hijo, tenía esos huesos; agregó la madre: “el cadáver no tenía todos sus dientes, algunos estaban torcidos. Mi hijo tenía una dentadura completa y sana. A su vez, el hermano de Robotham afirmó: “el cadáver que supuestamente era el de mi hermano medía, según los expertos legales 1 metro 67 en tanto mi hermano Jaime medía 1 metro 73”, precisando además ostensibles diferencias entre la dentición de su hermano y la del cadáver y que la fotografía del carnet de identidad chilena que se encontró entre las ropas del occiso, no era la de su hermano, ni la firma ni el número de la cédula eran auténticos.

Pero las cosas fueron más allá: a fines de julio, el cuerpo diplomático acreditado en Chile, encabezado por su Decano, el Nuncio Apostólico, reclamó formalmente ante la Cancillería de la Junta para dejar en claro que en los países aludidos en las publicaciones de prensa, jamás ocurrió ninguno de los hechos difundidos y que ningún chileno murió en dichos países. En Colombia, medios oficiales desautorizaron la campaña de prensa de la Junta; el Jefe de la Dirección Administrativa de Seguridad (DAS), general Joaquín Matallana, declaró: “En Colombia no ha sido asesinado ningún chileno”. Declaraciones similares formularon en su caso personeros de Venezuela y México. En Argentina, el diario “La Opinión” afirmó el 10 de agosto que “una gran conspiración, con vínculos en territorio argentino, imaginó métodos siniestros que superan todo lo conocido de la Alemania de Hitler, acudiendo a publicaciones fantasmas en el extranjero y a cónsules que se prestan a difundir cédulas de identidad falsificadas”.

El 18 de agosto, el semanario norteamericano “Times” señalaba: “El terrorismo derechista de ambos lados de Los Andes se confabuló en la desaparición de 119 ciudadanos chilenos”. La revista afirma que la relación de trabajo entre la Triple A de Argentina y la DINA chilena sirve sus intereses mutuos. “La DINA tiene una larga lista de nombres para los cuales necesita cadáveres y la AAA tiene cadáveres para los que necesita nombres Pinochet había quedado al descubierto. Había ahora que echar pie atrás. En el desenmascaramiento de la farsa jugaron un destacado papel, en primer término, los familiares de los detenidos y también la Iglesia Católica. La revista jesuita “Mensaje”, el 28 de julio, bajo el titulo de “¿Dónde están?”, publicó un documentado trabajo acerca de los 119 que, junto con demostrar la falsedad de las afirmaciones de la Junta, constituyó una valiente acusación.

“El Mercurio”, con su habitual descaro, pasando por sobre lo que había escrito la semana anterior, en una editorial del 3 de agosto, se pregunta alarmado por la suerte de los 119 chilenos y pide de la Junta una aclaración. “Han transcurrido los días y ni las autoridades chilenas ni las argentinas se refieren al caso” -dice el diario- y agrega: “el tema no es por cierto de los que puedan pasar inadvertidos, tratándose de la suerte de más de un centenar de chilenos, cuyos familiares sufren su desaparecimien-to”. Termina señalando el deber de la Junta de informar sobre el particular para no dar “nuevos alientos a los enemigos de Chile”. La revista “Ercilla” y hasta la fascista publicación “Qué Pasa”, en la primera quincena de agosto, expresan también su preocupación por el esclarecimiento de los hechos, dando por descontado que no son ciertas las publicaciones de “Lea” y O’Dia.

Por esa misma fecha, la Embajada de Chile en Argentina hace llegar a “La Opinión” de Buenos Aires una inserción pagada desmintiendo lo que llama “antojadizas publicaciones sobre la supuesta desaparición de 119 ciudadanos chilenos” y calificando de irresponsables las insinuaciones de que el gobier-no chileno estaría involucrado en la falsificación de documentos y en la atribución fraudulenta de identidad a los cadáveres aparecidos en Argentina.

Paralelamente, el Cónsul general de Chile en Buenos Aires, Álvaro Droguett, reconoció a la agencia Latina que el cotejo de sus registros consulares con la nómina de la revista “Lea” permitía concluir que ninguno de los que allí figuran como muertos, estuvo jamás inscrito en la representación a su cargo como ingresado a territorio argentino. En los últimos días de agosto, Droguett fue relevado de su cargo.

La indignante farsa no sólo mereció el repudio internacio-nal. En Chile hubo también protestas y condenas. La más significativa fue la huelga de hambre que el 8 de agosto de 1975 y por varios días, mantuvieron 80 prisioneros del campo de concentración de Puchuncaví, que hablan sido detenidos o habían permanecido en distintos centros de torturas con muchos de los chilenos incluidos en la fatídica nómina.

En estas circunstancias, Pinochet se vio obligado a renun-ciar a la maniobra y en su discurso público del 20 de agosto, expresó cínicamente que, a fin de terminar con tantas especula-ciones, había ordenado “investigar exhaustivamente la situación por la vía administrativa”. Por supuesto, jamás hubo investiga-ción alguna. Los 119 continúan desaparecidos. Pero ante la opinión pública nacional e internacional quedó absolutamente claro que estaban en poder de la DINA.

Fuente: http: http://www.memoriaviva.com

Propuesta de una Pedagogía de Integración Ecológica y Socioetnocultural

000667724

Esta propuesta busca la integración del ser humano en su entorno natural, la Naturaleza –basado en la ecología profunda-, así como la de grupos étnicos y clases sociales en nuestra sociedad, partiendo por los niños desde su más temprana edad, en la sala cuna, para continuar con el jardín infantil y la educación básica y media.

De esta forma, los grupos que generalmente en nuestra sociedad permanecen separados en su infancia, adolescencia, y adultez, crecerán juntos, compartirán actividades académicas, culturales, sociales, juegos, deportes, recreación, y otras que son el resultado de asistir al mismo establecimiento educacional, ser compañeros de curso y amigos. Con anterioridad, estos niños y sus familias observaron y escucharon muchas razones que les señalaban que ellos jamás debían compartir sus vidas, dictados que practicaron sus padres. Ahora, la Pedagogía de Integración Ecológica y Socioetnocultural les ofrece una nueva forma de vida, en la que los niños y sus familias pueden crecer en un espacio interior y exterior de integración, lo que produce un beneficio individual, familiar y social.

La alienación es la separación de una persona de su condición innata, produciendo su enajenación, es decir, una forma de locura, que es la condición “normal” en que la mayoría de la población vive en nuestro país y en la mayor parte del mundo, reprimiendo las emociones y actos que resultan del hecho de sentirse separado, exiliado del resto de la sociedad, y en este caso, sin haber cometido un crimen mayor que el de pertenecer a una condición social y/o étnica que no es la del grupo que establece las reglas del juego. De igual manera, la sociedad en su conjunto se encuentra separada del ambiente natural, produciéndose una alienación adicional, y por ende, una enajenación que nos lleva a destruir lo que nos rodea, sin lo cual nuestra propia subsistencia humana queda en peligro.

Este separación en que vivimos entre los humanos, así como de la Naturaleza, nos produce perturbaciones tanto en lo mental-emocional como en lo orgánico, como individuos y sociedad.

La integración desde la cuna –y antes- es la única forma de garantizar que dejaremos de exiliar en nuestra propia tierra a tantos de nuestros hijos. De esta forma, estaremos creando una sociedad que acepta a todos sus ciudadanos con igualdad de condiciones ante la vida que les espera, con un enfoque solidario y una mirada en conjunto que nos lleve a trabajar por un país y un mundo, en el que en vez de que cada uno labore por separado, y así, sólo suban algunos botes, hagamos un esfuerzo en conjunto para que la marea eleve a todos los botes.

 

Propuesta pedagógica

Con el fin de que los niños sean el producto de una sociedad que integra y acoge a sus miembros en solidaridad, la propuesta de la Pedagogía de Integración Ecológica y Socioetnocultural tiene las siguientes características…

 

  • parte en la sala cuna, para continuar con el jardín infantil, la educación básica y la media. Así, desde temprana edad el niño comienza a formarse en los conceptos de integración, solidaridad y participación con sus compañeros y la sociedad en general. Cada salón de clases tendrá la mitad de sus alumnos de clase media hacia arriba, se supone que, étnicamente de origen europeo, y la otra mitad del salón de clases con alumnos de bajos recursos y de etnia de pueblos originarios y de mezcla europea-pueblo originario. Esta será la base sobre la que se construirá la Pedagogía de Integración Socioetnocultural.
  • la educación será personalizada, con el fin de que cada niño pueda seguir su propio ritmo de aprendizaje, con flexibilidad sobre los temas y materias que cada niño vaya descubriendo y que atraigan su interés. Los tutores trabajarán con los que tengan un nivel más bajo que el resto, para que ninguno se quede atrás. Se cumplirá con todos los requisitos del Ministerio de Educación, y se aumentará sobre los mismos.
  • los estudiantes tendrán la posibilidad de aprender hasta cinco idiomas y sus respectivas culturas, siendo obligatorios el español y el inglés, y ellos escogerán los otros tres. El tercero será de origen europeo con nuestro alfabeto. El cuarto, un idioma que no tenga nuestro alfabeto, como árabe, hebreo, ruso, japonés, chino mandarín, griego. Y el quinto lo escogerán de las lenguas originarias de Chile, como mapudungún, rapa nui, aymará, y otros. Los idiomas les abrirán las puertas al mundo, dentro y fuera de Chile, pudiendo desplazarse por la mayoría del globo como estudiantes de intercambio, y comprendiendo a otros pueblos y culturas. Saber esta variedad de idiomas es frecuente en Europa, en donde hay países con varios idiomas en su territorio, como España y Suiza con cuatro cada uno, y otros más.
  • pasarán un año en otro país en intercambio estudiantil, para que conozcan otras culturas, idiomas, religiones, formas de alimentarse y vestirse diferentes a lo que conocieron al crecer. La familia en donde se hospeden, enviará a uno o varios de sus hijos a nuestro colegio.
  • estudiarán el tema de discriminación por género desde la psicología, sociología, antropología e historia, con el fin de que crezcan creando y practicando una cultura sin machismo ni maltratos de ningún tipo.
  • la misma atención a la discriminación se le dará a los niños con discapacidades, o cualquier otra característica que produzca un cierto tipo de rechazo social.
  • las salas de clases tendrán otro diseño al típico usado actualmente en colegios y universidades, que responde a un diseño de la Edad Media que, obviamente, no nos interesa repetir. Por ello, el diseño será adecuado a las necesidades actuales de la infancia y la adolescencia, tanto en lo pedagógico, como en lo artístico y tecnológico.
  • el aprendizaje será interactivo, con énfasis en el tocar para aprender, al estilo del Museo Interactivo Mirador –MIM- de Santiago, con el fin de que lo lúdico/experiencial sea un ingrediente importante en su quehacer académico. El aprendizaje es más útil si es entretenido.
  • la más alta tecnología estará a disposición de los estudiantes, así como una amplia gama de conceptos científicos y filosóficos, algo que no se suele manejar en las aulas actuales, por tener la pedagogía actual un sesgo hacia la ciencia tradicional cartesiana, lo que limita el pensar y quehacer académico en ciencias, humanidades, ciencias sociales y arte. En las ciencias exactas, la física cuántica –base de la ciencia moderna desde 1915- es una de las más postergadas en la actualidad, pese a ser su vanguardia. Habrá laboratorios disponibles para cada asignatura, con el fin de que los niños exploren el amplio potencial de lo que aprenden. Así, la enseñanza no se limitará a la teoría de un libro de texto. Se usará como metodología complementaria, el enfoque del Dr. Sugata Mitra con la autoenseñanza mediante Internet.
  • lo ecológico –basado en los principios de la ecología profunda, la permacultura y la arquitectura sustentable-, con un respeto por el medio ambiente como algo básico para la subsistencia de la raza humana y las demás criaturas que pueblan nuestro planeta, se enseñará y practicará con todo tipo de actividades relacionadas con la promoción de una preservación de los reinos vegetal, mineral y animal.
  • los padres tendrán actividades en las que se conocerán entre ellos y a sí mismos, y participarán en terapias grupales, talleres, capacitación laboral, actividades sociales e interacciones con la comunidad. El colegio tendrá un rol activo en el entorno social en donde se encuentre, lo que ayudará a que los niños conozcan la variedad de realidades sociales que tenemos en nuestro país. Así, los niños no sólo compartirán entre ellos, sino que también, con los padres de los demás alumnos y la comunidad circundante.
  • los alumnos de bajos recursos serán becados en gran parte, con el fin de que lo económico no sea un impedimento para su ingreso a la sala cuna, jardín infantil y colegio. Los fondos serán suministrados por las familias de los alumnos de mejores recursos, fundaciones, el Estado, y/o instituciones internacionales.
  • el colegio está dirigido a los niños cuyos padres deseen una educación integradora para sus niños, con el fin de que crezcan de una manera diferente a la que ellos vivieron, con creatividad, solidaridad, justicia, integración, eliminando las barreras que hasta el día de hoy nos mantienen separados. Hay muchos padres que desean una educación con estas características para sus niños, pero la oferta no existe. Por eso, necesitamos realizar una propuesta que nos permita practicar, desde la educación, un nuevo enfoque humanista integrador, una nueva forma de vivir, creando comunidad.

 Por : Vladimir Huber, Doctor en Educación.

10 preguntas para entender por qué pelean israelíes y palestinos

140801121107_israel_gaza_624

1. ¿Cómo empezó el conflicto?

Alentado por el antisemitismo que sufrían los judíos en Europa, a comienzos del siglo XX tomó fuerza el movimiento sionista, que buscaba establecer un Estado para los judíos.

Por aquellos años, la región de Palestina, considerada sagrada para musulmanes, judíos y católicos, pertenecía al Imperio Otomano.

Pero una fuerte inmigración judía, fomentada por las aspiraciones sionistas, comenzaba a generar resistencia entre los árabes y otras comunidades musulmanas que eran mayoría en la región.

Y esas tensiones continuaron luego de la desintegración del Imperio Otomano en la Primera Guerra Mundial, cuando Reino Unido recibió un mandato de la Liga de Naciones para administrar el territorio de Palestina.

Antes y durante la guerra, los británicos habían hecho diversas promesas a los árabes y a los judíos que luego no cumplieron, entre otros motivos porque ya se habían dividido el Medio Oriente con Francia.

Y las disputas entre nacionalistas árabes y sionistas se tradujeron en enfrentamientos entre grupos paramilitares judíos y bandas árabes.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, y tras el Holocausto, la presión por establecer un Estado judío aumentó.

Y se decidió la partición entre judíos y palestinos del territorio hasta entonces controlado por la potencia europea, con el consiguiente nacimiento de Israel, el 14 de mayo de 1948.

Al día siguiente, sin embargo, Israel, Egipto, Jordania, Siria e Irak invadieron el territorio, dando pie a la primera guerra árabe-israelí, también conocida por los judíos como guerra de la independencia o de la liberación.

Y, tras el conflicto, el territorio inicialmente previsto por Naciones Unidas para un Estado árabe se redujo a la mitad.

Para los palestinos, comenzó la Nakba, la llamada “destrucción” o “catástrofe”, el inicio de la tragedia nacional: 750.000 palestinos huyeron a países vecinos o fueron expulsados por tropas judías.

Pero el de 1948 no sería el último enfrentamiento entre árabes y judíos.

En 1956, una crisis por el Canal de Suez enfrentó al Estado de Israel con Egipto, aunque el conflicto no se definió en el terreno de combate sino por la presión internacional sobre Israel, Francia e Inglaterra.

Pero los combates sí tuvieron la última palabra en 1967 en la Guerra de los Seis Días. Y lo que ocurrió entre el 5 el 10 de junio de ese año tuvo consecuencias profundas y duraderas a distintos niveles.

La victoria aplastante de Israel le permitió arrebatarle la Franja de Gaza y la península del Sinaí a Egipto, Cisjordania (incluida Jerusalén Oriental) a Jordania y los Altos del Golán a Siria. Medio millón de palestinos huyeron.

A ese conflicto le seguiría la guerra de Yom Kipur en 1973, que enfrentó a Egipto y Siria contra Israel, y le permitió a El Cairo recuperar el Sinaí -entregado completamente por Israel en 1982- aunque no Gaza.

Seis años después, Egipto se convertiría en el primer país árabe en firmar la paz con Israel, un ejemplo solo seguido por Jordania.

La Franja de Gaza, devuelta paulatinamente a los palestinos a partir de 1994, sería escenario de nuevos enfrentamientos armados entre israelíes y palestinos en 2008, 2009, 2012 y 2014.

2. ¿Por qué se fundó Israel en Medio Oriente?

La tradición judía indica que la zona en la que se asienta Israel es la Tierra Prometida por Dios al primer patriarca, Abraham, y a sus descendientes.

La zona fue invadida en la Antigüedad por asirios, babilonios, persas, macedonios y romanos.

Y Roma fue el imperio que le puso a la región el nombre de Palestina y, siete décadas después de Cristo, expulsó a los judíos de su tierra tras combatir a los movimientos nacionalistas que perseguían la independencia.

Con el surgimiento del Islam, en el siglo VII después de Cristo, Palestina fue ocupada por los árabes y luego conquistada por las cruzadas europeas. Y en 1516 se estableció la dominación turca que duraría hasta la Primera Guerra Mundial, cuando se impuso el mandato británico.

El Comité Especial de Naciones Unidas sobre Palestina (UNSCOP, por sus siglas en inglés) aseguró en su informe a la Asamblea General del 3 de septiembre de 1947 que los motivos para que un Estado judío se estableciera en Medio Oriente se centraban en argumentos basados en fuentes bíblicas e históricas”, la Declaración de Balfour de 1917 en la que el gobierno británico se declara a favor de un “hogar nacional” para los judíos en Palestina y en el Mandato británico sobre Palestina.

Allí se reconoció la conexión histórica del pueblo judío con Palestina y las bases para reconstituir el Hogar Nacional Judío en dicha región.

Y tras el Holocausto nazi contra millones de judíos en Europa antes y durante la Segunda Guerra Mundial, creció la presión internacional para el reconocimiento de un Estado judío.

Al no poder resolver la polarización entre el nacionalismo árabe y el sionismo, el gobierno británico llevó el problema a la ONU.

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General aprobó un plan para la partición de Palestina, que recomendaba la creación de un Estado árabe independiente y uno judío y un régimen especial para la ciudad de Jerusalén.

El plan fue aceptado por los israelíes pero no por los árabes, que lo veían como una pérdida de su territorio. Por eso nunca se implementó.

Pero un día antes de que expirara el Mandato británico de Palestina, el 14 de mayo de 1948, la Agencia Judía para Israel, representante de los judíos durante el Mandato, declaró la independencia del Estado de Israel.

Al día siguiente Israel solicitó ser miembro de Naciones Unidas, estatus que finalmente logró un año después. El 83% de los miembros actuales reconocen a Israel (160 de 192).

3. ¿Por qué hay dos territorios palestinos?

El Comité Especial de las Naciones Unidas sobre Palestina (UNSCOP, por sus siglas en inglés), en su informe a la Asamblea General en 1947, recomendó que el Estado árabe incluyera “Galilea Occidental, la región montañosa de Samaria y Judea, con la exclusión de la ciudad de Jerusalén, y la llanura costera de Isdud hasta la frontera egipcia”.

Pero la división del territorio quedó definida por la Línea de Armisticio de 1949, establecida tras la creación de Israel y la primera guerra árabe-israelí.

Los dos territorios palestinos son Cisjordania (que incluye Jerusalén Oriental) y la Franja de Gaza, que se encuentran a unos 45 km de distancia. Tienen un área de 5.970 km2 y 365 km2, respectivamente.

Cisjordania se encuentra entre Jerusalén –reclamada como capital tanto por palestinos como por israelíes– y Jordania, mientras que Gaza es una franja de 41 km de largo y entre 6 y 12 km de ancho.

Gaza tiene una frontera de 51 km con Israel, 7 km con Egipto y 40 km de costa sobre el Mar Mediterráneo.

Actualmente la Franja está controlada por Hamas, el principal grupo islámico palestino que nunca ha reconocido los acuerdos firmados entre otras facciones palestinas e Israel.

Cisjordania, en cambio, está regida por la Autoridad Nacional Palestina, el gobierno palestino reconocido internacionalmente cuya principal facción, Fatah, no es islámica sino secular.

151014172203_mapa_israel_territorios_palestinos

4. ¿Nunca firmaron la paz palestinos e israelíes?

Tras la creación del Estado de Israel y el desplazamiento de miles de personas que perdieron sus hogares, el movimiento nacionalista palestino comenzó a reagruparse en Cisjordania y Gaza, controlados respectivamente por Jordania y Egipto, y en los campos de refugiados creados en otros estados árabes.

Poco antes de la guerra de 1967, organizaciones palestinas como Fatah –liderada por Yasser Arafat– conformaron la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y lanzaron operaciones contra Israel, primero desde Jordania y luego desde Líbano.

Estos ataques incluyeron también atentados contra objetivos israelíes en territorio europeo que no discriminaron entre aviones, embajadas o atletas.

Tras años de atentados palestinos y asesinatos selectivos de las fuerzas de seguridad israelíes, la OLP e Israel firmaron en 1993 los acuerdos de paz de Oslo, en los que la organización palestina renunció a “la violencia y el terrorismo” y reconoció el “derecho” de Israel “a existir en paz y seguridad”, un reconocimiento que la organización islámica palestina Hamas nunca aceptó.

Y como resultado de los acuerdos firmados en la capital noruega fue creada la Autoridad Nacional Palestina, que representa a los palestinos ante los foros internacionales.

Su presidente es elegido por voto directo y él a su vez escoge un primer ministro y a los miembros de su gabinete. Sus autoridades civiles y de seguridad controlan áreas urbanas (Área A según Oslo), mientras que solo sus representantes civiles -y no de seguridad- controlan áreas rurales (Área B).

Pero a pesar de que Jerusalén es uno de los puntos más conflictivos entre ambas partes, Jerusalén Oriental, considerada la capital histórica por parte de los palestinos, no fue incluida en los acuerdos.

Y el 30 de septiembre de 2015 el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, anunció ante la 70 Asamblea General de Naciones Unidas que su gobierno se desviculaba de los Acuerdos de Oslo en vista de los incumplimientos de Israel.

“Declaramos que no podemos seguir obligados legalmente por estos acuerdos firmados y que Israel debe asumir todas sus responsabilidades como un poder ocupante, porque el statu quo no puede continuar”, dijo Abbas.

5. ¿Cuáles son los principales puntos de conflicto entre palestinos e israelíes?

La demora para el establecimiento de un Estado palestino independiente, la construcción de asentamientos de colonos judíos en Cisjordania y la barrera de seguridad en torno a ese territorio -condenada por la Corte Internacional de Justicia de La Haya- han complicado el avance de un proceso de paz.

Pero éstos no son los únicos obstáculos, tal como quedó claro en el fracaso de las últimas conversaciones de paz serias entre ambos grupos que tuvieron lugar en Camp David, Estados Unidos, en el año 2000, cuando un saliente Bill Clinton no logró un acuerdo entre Arafat y el entonces primer ministro israelí, Ehud Barak.

Las diferencias que parecen irreconciliables son las siguientes:

Jerusalén: Israel reclama soberanía sobre la ciudad (sagrada para judíos, musulmanes y cristianos) y asegura que es su capital tras tomar Jerusalén Oriental en 1967. Eso no es reconocido internacionalmente. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea su capital.

Fronteras y terreno: Los palestinos demandan que su futuro Estado se conforme de acuerdo a los límites previos al 4 de junio de 1967, antes del comienzo de la Guerra de los Seis Días, algo que Israel rechaza.

Asentamientos: Son viviendas, ilegales de acuerdo al derecho internacional, construidas por el gobierno israelí en los territorios ocupados por Israel tras la guerra de 1967. En Cisjordania y Jerusalén Oriental hay más de medio millón de colonos judíos.

Refugiados palestinos: Los palestinos sostienen que los refugiados (10,6 millones según la OLP, de los cuales casi la mitad están registrados en la ONU tienen el derecho de regreso a lo que hoy es Israel, pero para Israel abrir la puerta destruiría su identidad como Estado judío.

6. ¿Es Palestina un país?

La ONU reconoció a Palestina como “Estado observador no miembro” a fines de 2012, con lo que dejó de ser una “entidad observadora”.

El cambio les permitió a los palestinos participar en los debates de la Asamblea General y mejorar las posibilidades de ser miembro de agencias de la ONU y otros organismos.

Pero el voto no creó al Estado palestino. Un año antes los palestinos lo intentaron pero no consiguieron apoyo suficiente en el Consejo de Seguridad.

Casi el 70% de los miembros de la Asamblea General de ONU (134 de 192), sin embargo, reconoce a Palestina como Estado.

Y en septiembre de 2015 la amplia mayoría votó por permitir que la bandera palestina ondeara frente a la sede del organismo. Sólo siete países se opusieron.

7. ¿Por qué EE.UU. es el principal aliado de Israel? ¿Quién apoya a los palestinos?

Primero hay que considerar la existencia de un importante y poderoso cabildeo pro-Israel en Estados Unidos y el hecho de que la opinión pública suele ser favorable a la postura israelí, por lo que para un presidente quitarle el apoyo a Israel es virtualmente imposible.

De acuerdo a una encuesta encargada por la BBC en 2013 en 22 países, EE.UU. fue el único país occidental con una opinión favorable de Israel, y el único país de la encuesta con una mayoría de opiniones positivas (51%).

Además, ambas naciones son aliadas militares: Israel es uno de los mayores receptores de ayuda estadounidense y la mayoría llega en subvenciones para la compra de armamento.

Los palestinos no tienen el apoyo abierto de una potencia.

En la región, Egipto dejó de apoyar a Hamas, tras la deposición por parte del ejército del presidente islamista Mohamed Morsi, de los Hermanos Musulmanes, históricamente asociados con el grupo palestinos.

Mientras que Siria e Irán y el grupo libanés Hezbolá son sus principales apoyos y aunque su causa genera simpatía en muchos sectores, por lo general no se traduce en hechos.

Y los actuales conflictos en el Medio oriente también han distraído a la opinión pública internacional.

8. ¿Por qué están peleando ahora?

Después de un período de relativa tranquilidad,la violencia entre las dos comunidades empezó a escalar luego de choques a mediados de septiembre de 2015 en la mezquita de Al Aqsa, un sitio de Jerusalén sagrado para los musulmanes.

Los enfrentamientos fueron propiciados por rumores sobre un supuesto plan de Israel para modificar los viejos acuerdos para la gestión del lugar.

Israel desmintió los rumores, pero poco después dos israelíes murieron en Cisjordania por disparos hechos por palestinos.

Y empezó una ola de apuñalamientos y disparos que ha dejado una estela de muertes de ambos bandos.

Como reacción a los ataques, el gobierno israelí anunció que las casas de los palestinos involucrados serán demolidas y que sus familias perderán el derecho de residir en Jerusalén.

Y las autoridades israelíes también procedieron a establecer puestos de control a la salida de varios barrios de Jerusalén Oriental, los primeros en la ciudad desde 1967.

Los palestinos, por su parte, ya celebraron su primer “día de la ira” en la vecina Belén, en territorio de Cisjordania, con jóvenes enfrentándose a pedradas con las fuerzas de seguridad judías.

Y la violencia ya se extendió a la frontera con Gaza.

israel-palestina

9. ¿Estamos a la puerta de una nueva intifada?

En la historia del conflicto, los palestinos han organizado dos grandes levantamientos contra Israel, en la década de 1980 y al inicio de la del 2000.

Y con el proceso de paz prácticamente muerto,

Los ataques de las últimas semanas, sin embargo, no parecen particularmente organizados, si bien son un reflejo del creciente enojo, e incluso desesperación, de algunos palestinos.

Y aunque han sido celebrados por algunos grupos militantes, el líder palestino Mahmud Abbas ya dijo que los palestinos no están interesados en que escale la violencia.

Aunque como bien explica Kevin Connolly, periodista de la BBC en Jerusalén, la única verdad es que nadie puede predecir qué pasará después.

“El súbito aumento de la violencia en los últimos día puede acabar igual de repentinamente o puede dar pie a una violencia todavía mayor”, dice Connolly.

10. ¿Qué tendría que ocurrir para que haya una oportunidad de paz duradera?

Los israelíes tendrían que apoyar un Estado soberano para los palestinos que incluya a Hamas, levantar el bloqueo a Gaza y las restricciones de movimiento en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Los grupos palestinos deberían renunciar a la violencia y reconocer el Estado de Israel.

Y se tendrían que alcanzar acuerdos razonables en materia de fronteras, asentamientos judíos y retorno de refugiados.

Sin embargo, desde 1948, año de la creación del estado de Israel, muchas cosas han cambiado, en especial la configuración de los territorios en disputa tras las guerras entre árabes e israelíes.

Para Israel eso son hechos consumados, para los palestinos no, ya que insisten en que las fronteras a negociar deberían ser aquellas que existían antes de la guerra de 1967.

Además, mientras en el terreno bélico las cosas son cada vez más incontrolables en la Franja de Gaza, existe una especie de guerra silenciosa en Cisjordania con la continua construcción de asentamientos judíos, lo que reduce, de hecho, el territorio palestino en esas zonas autónomas.

Pero quizás el tema más complicado por su simbolismo es Jerusalén, la capital tanto para palestinos como para israelíes.

Tanto la Autoridad Nacional Palestina, que gobierna Cisjordania, como el grupo Hamas, en Gaza, reclaman la parte oriental como su capital pese a que Israel la ocupó en 1967.

Un pacto definitivo nunca será posible sin resolver este punto. Otros podrían negociarse con concesiones, Jerusalén no.

Y, por el momento, no hay tampoco nada que sugiera una resurrección del moribundo proceso de paz.

De hecho, es difícil encontrar un momento de la historia reciente en que se hayan hecho tan pocos esfuerzos por encontrar una solución a este viejo conflicto.

Y pocos creen que el líder palestino Mahmud Abbas y el primer ministro Benjamín Netanyahu vayan a hacer las concesiones necesarias para llegar a un acuerdo.

Fuente :  http://www.bbc.com

 

Historia Mapuche durante la Conformación del Estado Nación

araucania-35kb
La mal llamada Pacificación de la Araucanía

Durante el período de la independencia y hasta bien entrado el siglo XIX, la situación de la Araucanía permaneció en tranquilidad. Sin embargo, a partir de 1842, se iniciará una política de ocupación, con el fin de fomentar la soberanía chilena en la región.
Al asumir el gobierno de Chile, el presidente de la República Manuel Bulnes Prieto (1841-1851) desarrolla una política destinada a incentivar la instalación de veteranos de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana en la zona de Arauco. De esta forma se fueron extendiendo las instalaciones de ciudades como Los Ángeles y de fuerzas para mantener la tranquilidad en la región como los Batallones San Carlos y Negrete.
Durante el gobierno del presidente Manuel Montt Torres, (1851-1861) se designa al Teniente Coronel Cornelio Saavedra, como Comandante General de las Fuerzas de Arauco. Saavedra busca desarrollar un plan para ocupar los territorios hasta el río Malleco. A fines del siglo XIX, comienza a gestarse el mal llamado proceso de Pacificación de la Araucanía, en el cual la burguesía criolla logró conquistar en forma definitiva las tierras de los mapuches y someter a las leyes del estado Chileno a este pueblo. Los motivos que condujeron al Estado Chileno a expandir su territorio y, por lo tanto, invadir suelo mapuche, obedecieron a distintos factores: económicos, militares, ideológicos y la estigmatización de la imagen de los mapuche como “salvajes” y “agresivos”.
El territorio mapuche independiente mantenía espacialmente los deslindes logrados a principios de la Colonia, y reconocidos a través de múltiples parlamentos, extendiéndose entre el río Bio Bio, por el norte y el Toltén, por el sur, situación refrenda nuevamente en 1803, en el Parlamento de Negrete.
Hasta mediados del Siglo XIX, el pueblo mapuche gozaba de independencia territorial y en sus dominios el Estado Chileno no ejercía jurisdicción efectiva. La frontera durante la República fue reconocida en el Parlamento de Tapihue de 1825 y en la Ley de 1852 que creó la provincia de Arauco y reconoció como territorios indígenas las tierras que conformaban la provincia. En los hechos, las autoridades chilenas no tuvieron control jurisdiccional de la Araucanía sino hasta 1883 fecha en que el Cacique Epulef entrega las ruinas de la ciudad de Villarrica a las autoridades chilenas y se somete a su soberanía.
A instancias del gobierno central, entre los años 1862 y 1883, el ejército chileno al mando de Cornelio Saavedra ocupará militarmente la Araucanía, y lo hará fortificando las líneas defensivas a lo largo de los ríos que surcan la región. Así, una vez refundado Angol, en 1862, se fortifica la línea del río Malleco en 1864; luego, en los años 1867 y 1868, son ocupados por la milicia Puren y Lumaco, como también la Costa de Arauco hasta Tirúa; hacia 1870 la línea de frontera se fija -por el sur- en Toltén y por el avance desde Valdivia. Desde aquí se incorpora la costa hasta Queule, subiendo por el río San José hasta Mariquina. En el año 1874, se avanza desde Lumaco a Traiguén; en 1881 y 1882 se establece la línea en el río Cautín, desde la cordillera de Curacautin o Sierra Nevada hasta la desembocadura del río en el mar; y, finalmente, en 1883 se lleva la línea de ocupación a la cordillera de Villarrica-Pucón, Lonquimay y Alto Bio Bio.

Con el proceso bélico librado por Saavedra en la Araucanía se consolida la ocupación material del territorio Mapuche y se pierde la autonomía por efecto de la acción militar. Este proceso de ocupación fue violento y los ultrajes generados por las tropas desocupadas de la guerra del pacifico fueron múltiples. Uno de los hechos que mejor refleja esta forma de actuar se comienza a gestar el 5 de noviembre de 1881, día en el cual el fuerte Temuco aparece rodeado por mapuches al mando del logko Marinao para evitar que se enviaran refuerzos a otros lugares, en uno de los últimos intentos por expulsar a los invasores. Como consecuencia el 10 de noviembre “el mayor de carabineros Bonifacio Burgos los persiguió (a los mapuche) hasta la bajada de Santa Rosa, dándoles alcance en un sitio cercano entre el antiguo campamento y lo que es hoy día la quinta Pomona (actualmente sector Pomona, Santa Rosa, Temuco). Allí quedaron, como resultado, 75 indígenas muertos, por lo cual – desde entonces y antes de la existencia del barrio Santa Rosa – ese sector se conoció como el barrio de la Matanza o de la Mortandad” (“Historia de Temuco” Eduardo Pino Zapata, Pág. 19)

Los horrores producidos durante esta campaña militar quedan claramente reflejados en diarios de la época (“Historia del Pueblo Mapuche” José Bengoa, Págs. 222-223), los cuales clamaban contra el pillaje en que se había transformado la llamada “Pacificación de la Araucanía”.

“Después de los horrores, de los asesinatos, de los robos y salteos a mano armada que se han cometidos con los indios todavía se decreta contra ellos una guerra de exterminio, ¿y quieren que no defiendan su tierra, su familia y su o ro? (19 de diciembre de 1868, El Meteoro de los Angeles)

“Estos son los hechos, el general Pinto ha sembrado terrenos fiscales i ha ordenado el arreo de los animales indígenas i el incendio de las rucas i sementeras araucanas; i en vez de guerra de soldados hemos tenido así en la frontera guerra de pastores i de pillaje desmoralizador.

Estos hechos son los que la opinión ha denunciado i El Ferrocarril, al sacarlos a la publicidad para que se explicaran??? suficientemente, i sus autores, cualquiera que sean, pudieran dar estrecha cuenta de sus actos para desvanecer rumores que a nadie honran, ha prestado un servicio de que mal se aprovechan los escritores de palacio.”(17 de febrero de 1869, El Ferrocaril de Santiago)

“El Ferrocarril, abogando por lo que ha creído de justicia i por la conveniencia del país, ha sido constante enemigo de la guerra que hoi se hace a los salvajes, guerra de inhumanidad, guerra imprudente, guerra inmoral, que no da gloria a nuestras armas, provecho al Estado, ni prestigio a nuestro pabellón” (25 de febrero de 1869, El Ferrocarril de Santiago)

La colonización

La necesidad de hacer patente la dominación del nuevo territorio anexado a la Republica Chilena da comienzo a un proceso de colonización de las tierras al sur de la frontera del Bio-Bio. Arriban a la región un número considerable de extranjeros atraídos por la promesa de un nuevo futuro y la responsabilidad de introducir el proceso “civilizador” en el territorio mapuche. Alemanes e italianos, principalmente, en conjunto con algunas familias criollas, asumieron la misión de introducirse en el “inhóspito” territorio. La Región comienza a caracterizarse por la confluencia cultural de distintas nacionalidades.
Es la época de la colonización, comienzo del más voraz arrebato de tierra hasta entonces experimentado por los mapuche. Los métodos de despojo fueron diversos, entre ellos se cuentan las corridas de cerco, expulsión a través de juicios (la mayoría brujos, en dónde el Mapuche no tenía información y desconocía el idioma), asesinatos de logko y sus familias, enfrentamiento armado, apaleo, matanzas colectivas, incluso encerrando a los mapuche en su ruka y luego quemándolos vivos (caso Forrahue). Se realizan divisiones de tierras, legalización de los reasentamiento y gran cantidad de tierra es perdida por los mapuche. Los mismos topógrafos arreglan los papeles y se adueñan de las mejo­res tierras.
A la violencia de la pacificación, con rucas en llamas, campos calcinados y fusilamiento de mapuches, debe sumarse durante este periodo la rivitalización de distintos grupos por controlar las tierras prometidas. Para el historiador Eduardo pino Zapata en este época “…. había una serie de conflictos donde era fácil confundir las pasiones políticas o doctrinarias con las ambiciones de hombres duros resueltos a todo. Aquí podía triunfar cualquier recurso concedido por la ley, la influencia, la audacia, la impunidad o la falta de escrúpulos, Realmente, la virtud predominante en los primeros años de la capital de la Frontera y en toda la región, no era la Piedad” (En “Historia de Temuco” Eduardo Pino Zapata, Pág. 24).
En forma paralela a la ocupación militar Al mando de Cornelio Saavedra, y a medida que ésta avanza y se consolida, la Araucanía será objeto de dominación por imposición del derecho chileno. En 1866, el concepto “territorio de indígenas” reconocido en la Ley de 1852 que crea la provincia de Arauco es cambiado por el de “territorio de Colonización”, haciendo clara alusión a que las tierras ocupadas comenzarían a ser repartidas a colonos chilenos y extranjeros.
La ley de 4 de Diciembre de 1866 ordena la fundación de poblaciones en el territorio indígena y determina cuáles son las tierras del Estado en territorio indígena, disponiendo que ellas se componen de los terrenos comprados a particulares y los terrenos baldíos. Junto a lo anterior, establece que -para su enajenación- los terrenos del Estado sean subastados públicamente, en lotes que no excederán las quinientas hectáreas. Asimismo, dispone que una parte de estos “terrenos del Estado” se destinarán al establecimiento de colonias de nacionales o extranjeros. En lo que respecta a las tierras indígenas, ordena deslindar los terrenos pertenecientes a indígenas, levantar un plano en el que se marcarán las posesiones asignadas a cada indígena o a cada reducción y otorgar el correspondiente título de merced. Todas aquellas tierras no asignadas a los indígenas se reportarán como terrenos baldíos, y por consiguiente propiedad del Estado, ordenando que caen en dicha categoría todos aquellos terrenos respecto de los cuales no haya probado posesión efectiva y continuada de un año por lo menos.
En virtud de la Ley de 1866 sólo se reconoció como ‘”efectivamente ocupado” la ruca, los huertos familiares y lo cercado, no reconociendo territorios de pastoreo, ramoneo, extracción de leña y de recolección de frutos, es decir, los territorios antiguos, aquellos que permitían la supervivencia material y cultural de las familias.
La ley de 4 de Agosto de 1874, vino a ratificar los preceptos de la ley de 1866, ordenando la enajenación -en subasta pública y por cuenta del Estado- de los terrenos comprendidos entre los ríos Renaico por el norte, Malleco por el sur, Vergara por el oeste, y la cordillera de los Andes por el este. Dispone, además, que se rematarán los terrenos del Estado comprendidos entre los Ríos Bío Bío, Vergara y Renaico y la Cordillera de los Andes.
Si bien esta normativa en principio prohibía que los particulares adquirieran por cualquiermedio terrenos de indígenas entre el rio Malleco y el límite norte de la provincia deValdivia, en la práctica validó todas las usurpaciones de tierras indígenas efectuadas por losparticulares mediante el reconocimiento de los derechos de todos aquellos fundos cuyostítulos estuvieran inscritos en forma legal.
Las normas antes reseñadas dejan claro que el único derecho de propiedad que en lo sucesivo se le reconocerá a los indígenas es el que se les otorgue en merced, entendiendo por tales solo aquellos terrenos respecto de los cuales el indígena pueda acreditar ocupación efectiva, los demás serán considerados “terrenos baldíos” de propiedad del Fisco. Cualquier otro derecho de propiedad que invoque el indígena deberá constar en un título inscrito, registrado competentemente y otorgado conforme a las solemnidades prescritas por decreto de 14 de marzo de 1853, lo que equivale a negarle cualquier derecho.
En síntesis, de los 3,2 millones de hectáreas que en la actualidad posee la IX Región de la Araucanía –formada por las provincias de Malleco y Cautín- el reparto del territorio mapuche promovido por el Estado Chileno significó que, hasta 1900, solo en remates de tierras se hubieran transferido un total de 1.125.120 hectáreas, las que representaban el 35,32% del territorio. Otro tanto se transfiere a las cinco empresas que obtuvieron Concesiones de Colonización entre 1900 y 1911, las que en conjunto suman en propiedad un total de 203.063 hectáreas, representando el 6,37% del territorio de la Araucanía. A ello se contrapone notablemente la superficie de radicación con títulos de merced entregados a familias mapuches en Malleco y Cautín, la que alcanza a un total de 407.696,06 hectáreas, representando sólo un 12,8.% de la superficie del territorio mapuche original de la Araucanía. Lo anterior contrasta radicalmente con el trato dado a los colonos europeos, a quienes el Estado entregó los ‘terrenos baldíos” en hijuelas que alcanzaban a 70 cuadras y 30 más por cada hijo varón de más de 10 años, pasajes gratuitos desde el puerto de embarque hasta Chile, tablas, clavos, una yunta de bueyes, vaca con cría, arado, carreta, maquina destroncadora, pensión mensual durante un año y asistencia médica por 2 años.
Asimismo, se celebraran contratos entre el Estado y empresas colonizadoras, a las que se les entrega en concesión superficies que tenían como promedio alrededor de 700 hectáreas por 1 familia. Finalmente, se procede a rematar tierras fiscales ‘baldías’, en hijuelas que van desde las 200 a las 500 hectáreas, sin restricción para que cada persona rematara la cantidad de hijuelas que quisiera, dando origen a un importante proceso de acaparamiento de hijuelas y la formación de grandes paños territoriales, antecedente directo de los fundos particulares actuales, que van encerrando a las comunidades.
La radicación de las comunidades mapuches, llevada a cabo entre 1884 y 1929, significó entregar en toda la región un total de 2.318 títulos de merced a favor de comunidades mapuches, 280 en Malleco y 2.038 en Cautín, siendo el promedio de hectáreas por persona radicada de 6,3 hectáreas. Una de las consecuencias inmediatas de la aplicación de la ley de radicación fue que, a 1929, fecha en que concluye el proceso de radicación, quedaron muchas familias sin ser radicadas. Esta situación determinará que posteriormente el Estado a través de multiplicidad de Leyes, inclusive hasta la actualidad, haya tenido que buscar mecanismos para reconocer los derechos de propiedad indígena no constituidos durante el proceso de radicación.
Es necesario aquí detenerse en 2 cifras que dan pistas respecto a cómo este proceso reduccional afectó a las familias mapuches: la primera, se reconoció en dominio una superficie correspondiente sólo al 6% de lo efectivamente ocupado; y la segunda, el Censo de 1907 señala la existencia de al menos 110.000 indígenas, es decir, de ese total hubieron al menos 30.000 personas que quedaron sin tierra.
La acción del Estado en el reparto del territorio usurpado a los mapuches, trajo consigonumerosos pleitos y conflictos, muchos de ellos impulsados por rematantes de tierras, porcolonos chilenos y extranjeros, y también por concesionarios de colonización, todos encontra de las comunidades mapuches radicadas o en proceso de radicación. Así, el pueblomapuche, luego de ver ocupado y confiscado su territorio por el Estado Chileno, es objetode innumerables acciones de usurpación de tierras por sus nuevos vecinos o por el propioEstado, el que en sus actos de remates de tierras no respetaba las reservas indígenasestablecidas en títulos de merced, así como ya no lo había hecho con las tierras ocupadasancestralmente por los mapuches y que la Comisión Radicadora de Indígenas sustrajo desus dominios.

Consecuencias

 
Como consecuencia de estos procesos de usurpación tanto mujeres como hombres, al verse ultra reducidos, empobrecidos y despojados comenzaron a emigrar en busca de alternativas. Las hambrunas y el deambular de familias desplazadas provocan epidemias entre los años 1881 y 1907 murieron a consecuencias de las hambrunas y las pestes unos veinte a treinta mil mapuche.
“En estos últimos días se han venido un buen numero de familias de la cordillera en donde no pudieron estar por más tiempo por haberse agotado los frutos silvestres de que principalmente se alimentaban.
Se han presentado pidiendo socorro al fuerte de Curacautín, en cuyos alrededores han construido habitaciones y han formado una especie de reducción o colonia. Todos vienen en estado verdaderamente lamentable” [Memoria de Guerra Pacificación de la Araucanía 1887 (“Historia del Pueblo Mapuche” José Bengoa, Pág. 372.)]

Los procesos de migración hacia los centros urbanos por parte de la población mapuche en busca de trabajo los transforma en mano de obra barata particularmente por sus características socioculturales, su situación socioeconómica y su preparación, lo hace ubicarse en las periferias de las ciudades. Los hombres trabajaran como panaderos, feriantes, constructores y las mujeres trabajaran de amas de casa. En esta época la discriminación es bastante dura, siendo las mujeres tratadas como «indias» y «china bruta», por no hablar el español.

Unido a esto nacen los términos amezian, (trabajar en media la tierra, pedir animales en media ya sean ganados mayores y menores) y el de Alkilan (prestar los hijos pequeños para que pudieran trabajar en pastoreo u otra labor, pagándose con animales o trigo al dueño del hijo).

Hechos de sangre y de violencia como consecuencia de los litigios de tierra (“Historia del Pueblo Mapuche” José Bengoa, Págs. 374-376.)

1911 Sucesos de Rupanco en que se expulsa a numerosas familias de la tierras ocupadas por esa sociedad y mueren a los menos cinco indígenas en la refriega.
1913 Muerte del cacique Manquepán y toda su familia, 15 personas, a manos de los hermanos Muñoz, colonos del lugar (Loncoche). Angel Custodio Muñoz declaró al juez: “Nosotros, señor, queríamos agarrarnos el terreno i por eso matamos a Manquepán”.
1914 Boroa. Muerte de Ramón Cheuque, lanzamiento del cacique Romilén y conflicto generalizado con varios muertos y heridos. En juicio dijo Romilén: “Es increíble, señor presidente, el ensañamiento con que ejercen sus autoridad, guiada sólo por el instinto de odio a nuestra raza, por el hecho lejano ya, de haber defendido su libertad”.
1915 Sucesos de Loncoche. Expulsión de familias, muerte de 12 a 20 indígenas. De estos conflictos surgirá la Mutual Mapuche de Loncoche, que luego dara origen a la Federación Araucana de Manuel Aburto Panguilef.
1915 Concesión Silva -Rivas (Concesión Llaima). Se generaliza el conflicto entre esta sociedad y más de 10 reducciones de Allipen, Cunco y la zona del Llaima. En 1924 se forma se forma la Sociedad Moderna Araucanía de Cunco, que presidio don Antonio Chihuailaf. Este conflicto se debatió largamente en el parlamento nacional.
1916 Sucesos de Frutillar. El colono Eduardo Winkler litiga las tierras del cacique Juan Pailahueque. El caso estaba en los juzgados y en la prensa. Winkler mata a Pailahueque y son apresados más de 20 mapuches que apoyan al cacique. Se le usurpan las tierras en un juicio insólito en que Pailahueque –asesinado- es declarado culpable.
1916 Conflicto en el fundo Ralco de Lonquimay. El cacique Ignacio Maripe pierde sus tierras. 15 años más tarde este cacique morirá en los hechos de Ranquil, participando en la revuelta de los colonos pobres.
1916 El terrateniente Conrado Stage expulsa a tres reducciones en Llanquihue; hay conflicto armado.
1917 Quillonco. Lanzamiento de 30 familias. Participación del Vicariato de la Araucanía. Numerosos viajes a Santiago y debate en la prensa durante varios años.
1917 Asesinato del cacique Cayuqueo en Choll Choll, es lanzado al río.
1917 Declaración de Puerto Montt por los caciques Huentelicán, Quinchalef, Catelicán, en que denuncian usurpaciones y despojos de tierras y llaman a la defensa indigenista.
1917 Sucesos del fundo Lanco, lanzamiento de numerosas familias, muertos y heridos. Durante muchos años habrá conflicto en este fundo de la zona de Loncoche.
1918 Matanza de Forrahue, cerca de Osorno, en que encerrados en una choza se asesino a más de 25 hombres, mujeres y niños, prendiéndole fuego. Forrahue, durante este periodo, es símbolo de la violencia huinca contra los mapuche
1918 Conflicto generalizado en Futrono, incendio de reducciones, expulsiones y heridos. Numerosas familias se refugian en la cordillera.
1919 Pellahuen. Usurpacion y expulsión de 20 familias mapuche. Conflicto con 800 familias en la cordillera de Nahuelbuta durante más de diez años
1920 Collimallín. En un embargo de bueyes por parte de un particular se asesina a una niña mapuche
1920 Maquehue. La expulsión de varias comunidades para construir el aeropuerto de Temuco provoca un largo conflicto que se arrastra por años y años.
1921 Un colono Vicente Muñoz desaloja por la fuerza a Pedro José Vilche y mapuches de reducción cercana a Temuco.
1922 Lanzamiento, apaleo e incendio de las reducciones de los caciques Manuel Inalef y Francisco Menilanco de Villarrica. Viajes y declaraciones en Santiago. EL conflicto provenía de varios años. Los mapuches fueron lanzados.
1923 60 familias expulsadas de Maigüe. Osorno, por parte de los hermanos Fernando y Conrado Hubache; hay violencia.
1923 Asesinatos de 2 mapuches y arrojados al rio Choll Choll a consecuencias de un litigio con particulares cerca de Imperial
1924 Donguill. Expulsión de una comunidad, muertos y heridos
1924 Crimen del cacique Mariano Milahuel, 2 hijos de él y otros familiares, por parte del colono Juan Zurita en Caburque, con el fin de robarles la tierra
1925 Los sauces, Angol. 80 familias de la reducción Manuel Marihual Lempi y José Ancopi Penchulco son amenazadas de lanzamiento, se suceden hechos de violencia.
1925 Llanquihue. Indígena muerto a palos y usurpación.
1926 Incendio de casa y campos del cacique Juan Epu (Corroborar si es Epu o Epul), de Tromén.
1926 Panquero, Provincia de Valdivia. El terrateniente Pedro Warthe procede al lanzamiento de una comunidad y a apoderarse de 10 mil hectáreas. Mueren dos indígenas.
1926 Cancha rayada en Lanquihue, conflicto entre la Colonia Artemio Gutiérrez y el predio de los Sres. Winkler. Por varios años se mantiene este conflicto que tienen mucha resonancia política.
1925/26 Juan Marinao de Panguipulli es muerto y usurpadas sus tierras. Juicio
1927 La reducción de Segundo Peñalef es expulsada de Lircay, Temuco.
1930 Sociedad Agrícola Tolten; desalojo de mapuches y colonos pobres.
1930 Conflcitp de Caillun. Collipulli. Culmina años más tarde en el lanzamiento de varias familias indígenas por parte del Sr. Paulsen y 80 hectáreas usurpadas.

Encargados de bibliografía, referencias y documentos:
José Quidel. Profesor, Investigador y Logko comunidad Itinento.
Victor Caniullan. Asesor Sociocultural, Investigador y Machi comunidad Quillem Alto.
Jimena Pichinao. Antropóloga e Investigadora.
Fresia Mellico. Profesora de Mapuzungu e Investigadora.
Edición:

Patricio Burgos. Antropólogo.
Francisco Cabellos. Psicólogo Social.
Pamela Luna. Psicóloga Clínica.